Cuantas veces os ha pasado que necesitáis hacer un bizcocho de chocolate y confías en que todo te saldrá perfecto.

Porque claro la receta viene de un blog súper conocido y vamos, si a ella le salió bien pues claro a mí también.

Haces todos los pasos de tu receta con la medida del molde correcto, todo tal cual, tal cual, pero tal cual. Pones el termómetro para que no falle nada porque no tienes tiempo para tonterías, lo metes al horno, pones el temporizador, pasa el tiempo de cocción. En teoría está listo. Le pinchas, ves que aun sale húmedo, lo dejas un pelín más y le sacas del horno. Hasta aquí todo perfecto, pero cuando se enfría puffff se está hundiendo en el centro.Oh Dios… Qué hago? no tengo tiempo. Vale, le doy la vuelta para pulir al día siguiente las imperfecciones, le divides en dos y lo que veo es un bizcocho apelmazado 🙁

Bizcocho de chocolate 1

No puede ser!! Pero si estaba listo!! Vamos, fatal, fatal, fatal. Qué hago? lamentablemente no me queda más opción que hacer un nuevo bizcocho. Pero esta vez sobre seguro

Bizcocho de chocolate 2

Este bizcocho en mi opinión es PERFECTO, para hacer tartas decoradas, ideal para dividir en capas y rellenar con lo que más os guste. En esta ocasión lo rellene de buttercream de fresa. Luego os colgaré la fotito

Es un bizcocho húmedo y un poco esponjoso tomado a temperatura ambiente, en cambio si lo tomamos frío de la nevera, resulta un bizcocho húmedo pero más denso y firme, mucho más parecido a un intenso y dulce pastel de chocolate. Es ideal en cualquiera de las dos texturas.

No necesita ser emborrachado con ningún tipo de almíbar

Es un bizcocho altamente recomendable. Un verdadero descubrimiento

INGREDIENTES:

· 155 gr. de harina de todo uso

· 57 gr. de cacao puro

· ¾ de cucharilla de té de bicarbonato

· ½ de cucharilla de té de levadura tipo Royal

· ¼ de cucharilla de té de sal

· 145 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

· 90 gr. de azúcar moreno

· 112 gr. de azúcar normal

· 3 huevos grandes (“L”) a temperatura ambiente

· 1 cucharadilla de las de té de extracto puro de vainilla

· 60 gr. de chocolate de cobertura, derretido y frío

· 140 ml. de buttermilk o leche entera con una cucharada de limón a temperatura ambiente

· 140 ml. de agua hirviendo

· 115 gr. de chocolate semidulce o chocolate con leche, finamente picado o minichips de chocolate. (opcional. Yo no le puse).

ELABORACIÓN:

En primer lugar, preparamos el molde en el que vamos a elaborar el bizcocho; El bizcocho está hecho en un molde redondo de 22´5 cm. de diámetro. Engrasamos todo el molde con mantequilla y después espolvoreamos harina por todo el interior, retiramos el exceso de harina. Cortamos un papel de horno con forma redonda para colocar en el fondo del molde y lo ponemos. (esto se hace para que no se hornee demasiado la base del bizcocho, es totalmente recomendable para que no se nos seque la parte inferior del bizcocho). Colocamos el molde sobre una bandeja del horno.

***es importante colocar el molde sobre la bandeja del horno. No sobre la rejilla solamente, ya que de esta manera, protejemos doblemente la base del bizcocho.

Precalentamos el horno a 200º con calor arriba-abajo-turbo durante 12 minutos aproximadamente.( en mi caso, pero cada uno deberá hornear el bizcocho como lo hace habitualmente),

Para elaborar la masa del bizcocho:

Tamizamos la harina, el cacao, el bicarbonato, la levadura y la sal, todo junto. Con una batidora de varillas o robot de cocina tipo Kitchen Aid, mezclamos la mantequilla a velocidad media hasta que esté esponjosa y cremosa. Añadimos los dos tipos de azúcares y continuamos batiendo otros 3 minutos aproximadamente, hasta que veamos que está todo perfectamente mezclado. Añadimos los huevos de uno en uno, no echando el siguiente hasta que el anterior esté perfectamente integrado en la crema de mantequilla.

Echamos la vainilla. No hay que preocuparse si la mezcla parece cortada, es normal. En este punto, reducimos la velocidad del mezclador y añadimos el chocolate derretido y frío, cuando está totalmente incorporado, se añaden los ingredientes secos alternándolos con el buttermilk o leche, añadiendo las harinas en 3 veces y la leche en 2 ( se empieza y termina con los ingredientes secos); parar la máquina, y con la espátula bajar la masa que se haya podido quedar en los laterales del bowl y seguir mezclando solamente hasta que los ingredientes hayan desaparecido en la masa.

En este punto, la mezcla estará espesa, como si se tratase de un frosting. Continuamos a baja velocidad e incorporamos el agua hirviendo, la cual aligerará la masa considerablemente, volvemos a recoger con una espátula la masa que se haya podido quedar en los laterales del bowl y mezclamos. Añadimos el chocolate picado (en caso de que lo usemos)

Volcamos la masa resultante en el molde, y metemos al horno, bajamos la temperatura del horno a 175º con calor abajo y arriba y horneamos durante 40 /45 minutos, hasta que veamos que el bizcocho está bien cocido. Introducimos una aguja en el centro del bizcocho y si ésta sale sin masa adherida, quiere decir que ya está hecho. No preocuparse si se craquela la parte superior del bizcocho, esto es normal.

Sacamos la bandeja con el molde del horno y lo dejamos reposar 5 minutos, pasado este tiempo, desmoldamos sobre una rejilla y quitamos el papel de horno que estaba sobre la base. Dejamos enfriar sobre la rejilla.

Una vez frío, se puede envolver en plástico film y dejarlo que se asiente hasta el día siguiente. También se puede usar una vez esté completamente frío o bien, se puede congelar hasta 2 meses.

 

 

Copyright 2017 Pinchips.es