Buenos días! ¿Cómo va la semana? la mía bastante entretenida ya os iré contado.

Ayer fue mi primer día en el Máster de la Escuela de Repostería Dulce Ilusiones del Retiro.

Debido a la creciente demanda de formación han decidido crear la Escuela, e impartir un Máster que se compone en 12 clases por trimestre en cuatro módulos orientado a dos grupos:
Profesionales que desean perfeccionar técnicas en repostería creativa (que es mi caso), y a particulares que desean emprender en este sector o que simplemente quieren mejorar los conocimientos adquiridos en cursos de niveles menos avanzados.

La primera clase fue bastante entretenida, me dieron unos cuantos consejos y trucos para el horneado de cupcakes también aprendí hacer encajes comestibles con Magic Decor, lo maravillo de esta técnica es que da un toque de elegancia a todo lo que toca, son ideales para la decoración de tartas, cupcakes, galletas y todo tipo de platos. No sólo es adecuado para la repostería, de hecho me parece haber leído en un blog de cocina que un cocinero tiene un plato de chipirón sobre encaje de tinta de calamar y supongo que lo debe hacer con este producto.

Hay dos marcas principales que tienen este producto: Sugarveil y Pavoni Magic Decor, este tiene un preparado en polvo que usamos, batimos el Magic Decor con agua tibia a velocidad media durante 2 minutos aprox. hasta obtener una mezcla cremosa parecida a la glasa, luego la aplicamos al tapete con una espátula raspadora para repartir bien la mezcla, y a continuación horneamos el producto a baja temperatura hasta que tuviera la consistencia ideal y lo retiramos suavemente por las esquinas ayudándonos con la espátula, hay varios modelos con diferentes motivos decorativos con los que se forman los encajes.

El encaje comestible es flexible, si está bien hecho y seco se trabaja fácilmente con él, aunque hay que manipularlo con muuuucho cuidado hasta colocarlo.

El preparado lo puedes encontrar en tiendas especializadas en productos de pastelería el medio kilo ronda los 20 euros y los tapetes unos 48 euros, si es bastante caro pero también hay una opción más económica que son las cenefas, son más pequeñas y su precio 15 euros.

Espero que estos cupcakes vintage os puedan servir como fuente de inspiración.

Cupcakes vintage

Recordad que podéis encontrarnos en Facebook y Twitter

Un abrazo fuerte

Copyright 2017 Pinchips.es